Incontinencia urinaria y episiotomía

Comentarios0

Es uno de los factores más comunes causantes de la incontinencia urinaria en las mujeres y lo más curioso es que en muchas ocasiones podría evitarse. Hoy hablamos de la episiotomía, que es el “polémico” corte que los médicos realizan en el perineo para facilitar el parto a la mujer y que el bebé pueda salir más fácilmente sin que la zona se rasgue. Decimos “polémico” porque lo que en ocasiones facilita ese parto y lo hace más rápido, en otras está de más y puede acabar resultando un corte más complicado de cicatrizar que un rasgue natural.

En España en más de un 60% de los casos se realiza esta práctica (la cifra límite que estipula la Organización Mundial de la Salud). Extrapolado a cifras concretas quiere decir que a dos de cada tres mujeres que dan a luz se les realiza una episiotomía, una intervención que  muchas veces se realiza directamente, sin sopesar otras opciones y que acarrea un postparto mucho más molesto y en ocasiones problemas como la incontinencia urinaria, “infecciones, cicatrices, movimiento dolorosos, pérdidas de orina  (hasta en un 30% de los casos) y malestar durante las relaciones sexuales” , según Mi bebe.info.

Ante esto, en primer lugar debemos hacer ver a los doctores que tenemos nuestras propias sugerencias de cómo queremos dar a luz. Sabiendo eso, ellos mismos ya se detendrán a sopesar las diferentes posibilidades. Por otro lado, nunca está de más ir preparadas a este momento del parto y haber fortalecido nuestro suelo pélvico.  Del mismo modo habrá que fortalecerlo después. Ya que, si bien es cierto que el 20% de las mujeres que después del parto sufren incontinencia urinaria, acaban recuperándose gracias a ejercicios y masajes que fortalecen el suelo pélvico, también es verdad que existe un 10% restante que no lo hace y acaba padeciendo incontinencia urinaria de por vida. Ante esto, y para asegurar que no tengan que realizarnos una episiotomía, lo mejor es prevenir con fisioterapia obstétrica a partir de las semana 32 de gestación. Igualmente, si ya hemos sido mamás alguna vez y nos han realizado una o más episiotomías, no está de más que continuemos realizando nuestros ejercicios para el suelo pélvico.

Fuente| Mi bebe y yo
Fuente|episiotomia.info

Imagen| Bigstockphoto