Confía en tu médico

Comentarios0

Conozco esa sensación: estás asustada, no entiendes bien qué está ocurriendo con tu cuerpo, por qué de pronto ya no es el que era y reacciona de una manera que no puedes controlar. Este miedo te ata, te retrae cada vez más, hasta que ya casi no sales de casa, evitas quedar con las amigas, o hacer deporte, porque ¿y si lo notan?

Entonces lees algo por ahí, escuchas que a alguien le fue bien aquel remedio infalible, empiezas a probar diferentes cosas, a imaginar que todo va a desaparecer de la noche a la mañana… pero no es así, y los síntomas comienzan a empeorar. Hasta que ya no puedes más. Y no sabes qué hacer.

¡Basta! Es el momento de romper con esta espiral descendente. Tu Incontinencia Urinaria puede estar motivada por muchos factores, no es una enfermedad en sí misma, sino el síntoma de que algo dentro de tu cuerpo no funciona correctamente. Si decides experimentar con tu organismo, asumiendo que lo que a otra persona le funcionó a ti también te irá bien, lo único que haces es poner tu salud en la ruleta. No juegues con tu bienestar.

Tu médico te va a ayudar mucho más de lo que imaginas. No sólo porque será el que analice qué es exactamente lo que te ocurre, sino porque te dará las pautas necesarias para salir adelante, mejorar tu día a día y lograr una calidad de vida que, como continúes negándote a recibir ayuda, puede empeorar drásticamente.

Él, o ella, te explicarán qué ha afectado a tu capacidad de controlar la orina y cómo combatirlo. Te explicarán qué has de hacer durante el tratamiento, qué rutina seguir para que puedas continuar con tus hábitos sin interferencias notables y cómo lograr que esta molesta afección no se convierta en el eje en torno al cual gire tu existencia. Porque no has de consentir que cobre tanta importancia.

Se puede. Muchas antes que tú han pasado, y de hecho están pasando, por lo mismo. Recuerda que, según la Asociación Española de Urología, una de cada diez españolas activas laboralmente es incontinente. No estás sola. Con la ayuda y el asesoramiento adecuados, siempre por parte de un especialista, todas estas trabajadoras han logrado superarlo y recuperar sus vidas.

Demuestra que eres mucho más fuerte que tu Incontinencia. Plántale cara y acude a tu médico. Recupera tu vida.

Fuente| Instituto Indas

Fuente|Instituto Indas

Imagen| Bigstockphoto