El poder terapéutico de las cenas con amigas

Comentarios11


Sofá, manta y palomitas. Una buena opción para algunas horas tardías en las que necesitamos desconectar, pero cuando se convierte en costumbre es hora de apretar el botón rojo, llamar a una buena amiga y salir de nuestro hormiguero. Porque, amigas, hay citas que nos llenan de energía y nos dejan tan limpias por dentro que no podemos dejarlas escapar.

Poneos en situación: descolgamos el teléfono y escuchamos esa voz que nos acompaña desde hace años para lo bueno y lo malo. La pereza se vuelve ligera y corremos al armario: vamos a ponernos guapas solo por placer, para nuestro gozo particular. Guiñamos un ojo al espejo y descubrimos que apenas nos hace falta maquillaje, damos un golpe de cepillo al pelo y escudriñamos nuestro perfil, no estamos nada mal y nos sentimos seguras.

La noche avanza, leemos la carta, reímos, probamos platos nuevos, y salteamos la cena con confidencias y anécdotas ya conocidas. Nada mejor que poner en común nuestras preocupaciones más profundas para saber que no son patrimonio exclusivo, que lo que a nosotras nos acucia es compartido y tiene fácil solución. Por supuesto que la tiene, y estamos en buen camino.

Volvemos a casa más altas, más guapas, tranquilas y seguras; contentas de haber  dejado descansar el sillón por una noche, enriquecidas y con lazos reforzados. Prometemos que sin excusa repetiremos la experiencia una y otra vez mientras repasamos mentalmente todo lo hablado y reído. Definitivamente, las cenas con amigas tienen un alto poder terapéutico, no las dejemos pasar.

Imagen vía | Inti en Flickr

11 comentarios en El poder terapéutico de las cenas con amigas

  1. user:
    mayo 12, 2011 09:15 am

    Me encanta quedar con amigas para hablar de lo divino y de lo humano… Totalmente de acuerdo con la autora!!

    Responder  
  2. Patch:
    mayo 12, 2011 09:25 am

    ¡Me encanta cenar con mis amigas! ¿A que te quedas súper relajada?

    Responder  
  3. mayo 12, 2011 11:55 am

    Siempre espero la cita de los viernes con mis amigas con alegría… es lo que me permite desconectar de la semana y empezar el finde con buena cara :-)

    Responder  
  4. mayo 17, 2011 06:36 pm

    ¡Me ha encantado!
    ¡Cuánta razón!
    A preparar una cena con amigas ya!

    Responder  
  5. mayo 18, 2011 11:27 am

    Creo que una cena con “buenas amigas”, es más reconfortante que visitar al psicólogo, y más efectivo :D salu2

    Responder  
  6. Ana:
    junio 04, 2011 02:08 pm

    Me gusto tu informacion, si a veces volvemos nuestra vida una rutina y despues nos estamos quejando de que estamos solas , que nuestras amigas ya no nos tienen en cuenta, que me estoy poniendo vieja, que es lo que esta IN en la moda, musica,cine y deportes.Salir de nuestro encierro es muy bneficioso para la mente y cuerpo, asi sea recorrer vitrinas y llenarnos de antojos.

    Responder  
    1. Marta:
      junio 06, 2011 06:01 pm

      Claro que sí Ana, hay que salir y darse a los demás, pasear y charlar con amigas. Muchas gracias por seguirnos y charlar con nosotras. Un saludo.

      Responder  
  7. BARBARA:
    junio 09, 2011 12:23 am

    PUES SI ES FANTASTICO

    Responder  
  8. marga:
    junio 10, 2011 10:52 pm

    ¡¡¡cuanta razón tienes!!!!!, a veces no nos damos cuenta y nos vamos cerrando cada vez más al mundo exterior y con esa maldita “TELE” nos conformamos, ¡¡¡basta yaaaaaa!!, hay que salir con las amigas y así nos ahorraremos los psiquiatras.

    Responder  
    1. Marta:
      junio 10, 2011 11:24 pm

      Di que sí Marga, hay que hacer un esfuerzo, esas charlas entre amigas son imprescindibles. Un saludo, gracias por charlar.

      Responder  
  9. Tania:
    julio 13, 2012 09:29 pm

    Es muy terapeutico, cuando estoy triste o cansada del dia a dia, salir a comer con una amiga o simplemente pasear con ella y conversar en la cena o el camino te hace olvidar y compartir tus problemas, en serio te quitan muchas tensiones de encima porque sabes que alguien mas te escucha y que te puede dar consejos :D

    Responder