Dieta para prevenir la incontinencia urinaria

Comentarios0

La incontinencia urinaria se presenta en millones de personas que ven su día a día alterado por las urgencias y pérdidas leves de orina. Para conseguir una mejor calidad de vida, es fundamental tomar conciencia que la dieta es un factor a tener en cuenta.

Por obvio, podemos olvidar que algunos alimentos y bebidas tienen un poder diurético que nos llevará a producir una mayor cantidad de orina y, por lo tanto, ampliaremos nuestra posibilidades de necesitar más a menudo el servicio o de sufrir alguna de esas molestas pérdidas.

Hace muy poco comentábamos que la cafeína no es amiga de la intontinencia urinaria por lo que deberemos moderar o eliminar su consumo en todas sus formas.

En la dieta cotidiana también encontraremos muchos alimentos que tienen propiedades diuréticas y que, por lo tanto, sería mejor consumir con cuidado, en escasas ocasiones o, de ser posible, cambiarlos por otros. Un diurético es un elemento natural u obtenido en laboratorio que aumenta la secreción de orina por los riñones, de manera que favorece la pérdida de sales y agua de la sangre, a la vez que acelera la eliminación de sustancias dañinas generadas por el organismo a través de sus diferentes funciones. Sin embargo, para quienes sufran de incontinencia, la mayor producción de orina puede aumentar la frecuencia o intensidad de las pérdidas de orina.

Veamos algunos ejemplos de alimentos diuréticos:

Frutas: piña, sandía, melón, manzana, uva, pera, níspero, fresa.

Verduras y hortalizas: alcachofa, apio, cebolla, berenjena, espárragos, tomate, coliflor, apio, ajo, perejil y rábano.

Cereal: arroz, cebada y linasa.

Asimismo, todas las bebidas gaseosas o alcohólicas estimulan la mayor producción de orina. Lamentablemente, amigas, el chocolate también está incluído en los alimentos y bebidas desaconsejados aunque podemos seguir regalándonos un trocito de vez en cuando (ya sabemos que el chocolate es nuestro gran amigo para levantarnos el ánimo).

Cuando preparemos nuestras comidas, tengamos en cuenta tanto el equilibrio nutricional como las propiedades de los ingredientes que estamos utilizando. Dentro de la gran variedad de alimentos con que contamos hoy en día, nos será muy sencillo armar un menú que nos brinde todo lo que nuestro cuerpo necesita, sin sufrir los “efectos colaterales” como las pérdidas leves de orina que pueden ser tan molestos.

Imagen | Carla Bingh