Con amigas, mucho mejor

Comentarios0

Ahora que acabamos de despedir el año, hacer recuento de las cosas bonitas que nos han pasado, de las no tan bonitas, de aquellos asuntos que no deberíamos posponer más o esas otras promesas que nos hacemos siempre y que solo a veces cumplimos, es un buen momento para pararnos a pensar lo que durante estos 365 días hemos visto a esa amiga que tanto queremos. Esa con la que hemos compartido tantos secretos, experiencias y recuerdos a lo largo de nuestra vida, pero que ahora, por motivos de tiempo, trabajo, familia, y quehaceres varios, no vemos tan a menudo. Quizás 2014 podría ser un buen año para empezar a organizarnos de tal manera que saquemos un ratito para verla, para quedar con ella (o con ellas) y tomar un café y hablar… pero también para realizar esas actividades tan divertidas que siempre nos ha gustado hacer juntas: ir al cine, de compras, de excursión… Unas actividades que además nos ayudarán a salir de la rutina y a encarar el día a día de otra manera.

leer mas

Cooperación entre compañeros de trabajo

Comentarios0

Pasamos ocho horas al día en nuestro puesto de trabajo, en ocasiones más ya sea por culpa de las horas extra o porque comemos o realizamos otras actividades en el espacio de trabajo y por ello el modo de sentirnos en él es fundamental para ser felices. El ambiente de trabajo puede marcarnos el resto de nuestra vida. Si salimos enfadadas o preocupadas por algún asunto de complicada resolución o porque no hay “buen rollo” entre compañeros podemos mantener estos malos sentimientos durante la tarde o el tiempo que compartamos con amigos, familia o con nosotras mismas.

Cuando este ambiente de trabajo no es positivo normalmente es fácil determinar la causa; compañeros que no comparten lo suficiente o jefes a los que es difícil ver una sonrisa. Ante estas situaciones podemos optar por apartarnos aún más del grupo o por poner todo lo posible de nuestra parte para mejorar ese clima laboral. Precisamente no llevarte los problemas del trabajo a casa hará más fácil separar nuestra vida y dar más de nosotras mismas en cada lugar. El primer paso en el trabajo puede ser ayudar a nuestros compañeros, sin caer en el abuso, consiguiendo a la larga un entorno comparativo en el que compartir será mucho más fácil y mejorará el rendimiento laboral.

leer mas

Mejorar la salud mental

Comentarios2

Hay momentos en los que no estamos a gusto con nosotras mismas, las causas pueden ser múltiples pero los sentimientos son los mismos; ansiedad, estrés, falta de autoestima… Cuidando nuestra salud física, mediante la alimentación y el deporte, es posible sentirnos mejor por dentro pero en ocasiones no es suficiente.

Nuestra mente necesita que le prestemos atención, sin caer en la obsesión y en el preocuparnos exclusivamente por nosotras mismas es posible incluir pequeños cambios en nuestro día a día con los que podemos comenzar a sentirnos más equilibradas y felices. La actitud con la que vivamos y con la que nos enfrentemos a cualquier situación que pueda surgirnos en fundamental para ser felices.

Aunque es interesante dedicarnos algún tiempo en soledad que nos permita pensar y poner nuestra vida en orden debemos equilibrarlo con la realización de actividades acompañadas, ya sea con familia, amigos o compañeros de trabajo. La diversión y los logros en grupo son una potente fuente de motivación.

leer mas

Los beneficios del sentido del humor

Comentarios0

Siempre se ha dicho que reír alarga la vida y que las personas risueñas y contentas viven mejor y más años. Sin embargo, lejos de ser meras leyendas urbanas y además de los beneficios que a simple vista aporta la risa y el buen humor en nuestro día a día  (entre ellos… la felicidad, ni más ni menos) hay una serie de beneficios científicamente probados y que no dejan de sorprendernos cuando nos adentramos en ellos.

Según estos análisis realizados en los últimos años el sentido del humor reduce la producción de las hormonas que generan el estrés, nos proporciona relajación muscular, mejora el funcionamiento del sistema inmunológico y además reduce las sensaciones de dolor. Estos datos, que ya a simple vista son más que buenos, no son los únicos beneficios, sino que se ha llegado a la conclusión de que las  personas que tienen sentido del humor son personas más creativas, a las que no les cuesta relacionarse y más fuertes mental y físicamente. Esto se relaciona estrecharte con la autoestima de las personas, es decir, alguien que se relaciona bien con los demás, que le gusta estar en compañía de gente y que hace reír a los que le rodean, inevitablemente verá reforzada su autoestima y con ello su salud mental.

leer mas

Tengo un problema

Comentarios0

Aunque solemos agobiarnos, no ver el final, y pensar que siempre vamos a estar así, debemos saber que todos tenemos problemas. Algunos son más graves, otros menos, algunos se solucionan en poco tiempo, y otros tardan más, pero lo que está claro es que, como dice el dicho “no hay mal que cien años dure”. Partiendo de esa base y con el optimismo y la vitalidad por bandera, vamos a repasar algunas actitudes que nos pueden ayudar a encarar un problema y también a solucionarlo.

La actitud es lo más importante cuando nos enfrentamos a un problema. Es eso mismo lo que hace que podamos recomponernos más fácilmente de este problema o que por el contrario nos hundamos en él.  Eso sí, de poco (o nada) nos sirve esa actitud si no detectamos que tenemos un problema o mucho peor, si lo detectamos pero no queremos solucionarlo. El primer paso es querer salir de esa situación que nos agobia y que nos hace sentir tan mal.

leer mas

El placer de pasar el tiempo mirando álbumes en compañía

Comentarios2

La semana pasada cené con mis amigas más antiguas, las del colegio, en mi casa. Cuando acabamos el postre nos sentamos en el sofá y estuvimos repasando los viejos álbumes de fotos en los que aparecíamos todas mucho más jóvenes al principio de nuestra adolescencia.

“¿Qué habrá sido de María? ¿Seguirán juntos Emilio y Almudena? ¡La semana pasada me encontré por la calle con Alberto!”, íbamos saltando de tema en tema repasando los sitios que habíamos visitado y la gente que habíamos conocido acompañadas por unas imágenes que teníamos olvidadas.

leer mas

¿De qué hablamos las mujeres entre nosotras?

Comentarios3

Todavía me dura la sonrisa. Anoche tuve una de esas cenas de chicas con todo el poder terapéutico que ello conlleva. Cuando surge la ocasión de una reunión de amigas, todas nos presentamos a la cita sabiendo que durante la velada siempre habrá una palabra de aliento, una “oreja” para desahogarse, una broma o una lágrima para quien lo necesite.

Pero: ¿de qué hablamos las mujeres entre nosotras?

Hagamos un breve repaso de los temas que se deslizaron por la mesa de cinco señoras de más de 45, entre tapitas, alguna copa de vino y muchas sonrisas.

* Salud: los cuidados bajo el sol, el agua, los síntomas de la menopausia, terapias de hormonas y de isoflavonas, las “arañitas” en las piernas, la incontinencia urinaria, la líbido.

* Belleza: el cuidado de la piel en el verano, genética humana, dieta saludable, tintes, uñas esculpidas, moda marinera, accesorios étnicos, ese “michelín” que no se va.

* Economía : comparaciones de precios entre distintos supermercados, las pensiones de los ex, las matrículas del cole de los niños, el mercado laboral, el coste de la ortodoncia, las rebajas, cuánto gastan las cuñadas y suegras, lo buenas administradoras que son las madres y hermanas.

* Deportes: Pilates, yoga y los abdominales de Puyol… pero no creo que ésto pueda incluirse estrictamente en este item.

* Ocio: la inauguración de una exposición local, música de los ’80, los progresos en fotografía de alguna de ellas, un curso de diseño de joyas realizado por otra, viajes realizados o programados, recomendación de libros.

* Amor: los ex y los que siguen en funciones, el amor maduro y divertido, sexualidad y placer, los rollitos, la poesía.

Un poco de todo, muchas veces al mismo tiempo. Todos estos temas salieron a la luz en algún momento durante una cena de chicas de más de 45, divertidas, activas, elegantes y felices consigo mismas.

Imagen | Norman Pogson

leer mas

A la playa entre amigas

Comentarios1

Estos días estoy pisando la playa por primera vez en esta temporada. Y me detuve a observar los distintos grupos de personas que acampaban tranquilamente cerquita del mar.

Familias con niños muy pequeños en sus piscinitas inflables. Madres abnegadas cubriendo de crema protectora una y otra vez las caras de sus hijos. Grupos de parejas jóvenes compartiendo los recuerdos de la fiesta de anoche. Hombres y mujeres maduros disfrutando del ambiente playero cada uno a su manera.

En cada uno de estos grupos podía distinguir aún sin escucharlo, el diálogo de las mujeres alrededor de cualquier tema. Diálogo que no se interrumpe al realizar alguna tarea o que es el centro de toda la atención de un determinado momento.

leer mas

El poder terapéutico de las cenas con amigas

Comentarios11


Sofá, manta y palomitas. Una buena opción para algunas horas tardías en las que necesitamos desconectar, pero cuando se convierte en costumbre es hora de apretar el botón rojo, llamar a una buena amiga y salir de nuestro hormiguero. Porque, amigas, hay citas que nos llenan de energía y nos dejan tan limpias por dentro que no podemos dejarlas escapar.

Poneos en situación: descolgamos el teléfono y escuchamos esa voz que nos acompaña desde hace años para lo bueno y lo malo. La pereza se vuelve ligera y corremos al armario: vamos a ponernos guapas solo por placer, para nuestro gozo particular. Guiñamos un ojo al espejo y descubrimos que apenas nos hace falta maquillaje, damos un golpe de cepillo al pelo y escudriñamos nuestro perfil, no estamos nada mal y nos sentimos seguras.

leer mas