Las nuevas tecnologías se hacen imprescindibles para viajar

Comentarios0

Un viaje es un sinfín de recuerdos y pequeños momentos, de experiencias y descubrimientos. Ya sea por puro placer o por hacer turismo elegir el destino ya es una ilusión y ahí comienza el uso de las nuevas tecnologías. Más allá de la búsqueda en internet sobre ciudades, vuelos y alojamientos, comenzamos a acudir a foros en los que otros turistas exponen sus opiniones y consejos y a descargarnos todo lo que facilite nuestra visita.

Ha sido en los últimos meses cuando ha despuntado el desarrollo de interesantes aplicaciones para el móvil que facilitan cualquier viaje. Una de las más útiles han sido los mapas, no sólo para guiarnos como gps por carretera sino para poder ubicarnos en cualquier ciudad. Junto a las aplicaciones cartográficas de Google han surgido otras, también gratuitas y muy fáciles de encontrar en el mercado de aplicaciones de cada terminal, creadas por cada ciudad. Además durante la visita muchos destinos ya incorporan códigos QR (que pueden leerse también desde una aplicación) en sus lugares de interés para ofrecer información histórica o de interés al turista.

 

leer mas

Navega segura (II)

Comentarios0

Continuamos con unos cuantos trucos para navegar seguras y con confianza por Internet. Hoy abordaremos el tema de las redes sociales, un invento genial para reencontrar y conocer gente, pero que, como todo, ha de ser empleado con un cierto grado de astucia y sentido común.

La mayor parte de las redes sociales poseen un cierto grado de personalización, sobre todo en lo referente a la privacidad. Será mejor que pierdas unos cuantos minutos familiarizándote con ello y cambiándola a la más restrictiva (que sólo tus amigos puedan ver tu contenido) hasta que te acostumbres a gestionar cada cosa que subas. Si no sabes cómo hacerlo, recuerda que Internet está repletito de blogs y páginas donde te aconsejarán la mejor configuración para tu caso explicándotelo paso a paso.

leer mas

Miedo al ordenador

Comentarios0

A todas nos ha pasado al principio. Nos vemos delante de este aparato tan repleto de amenazadores botones, contemplamos cómo la gente que nos rodea, sobre todo la joven, es capaz de realizar casi magia con ello y nos entra una enorme sensación de desánimo. Y miedo; las imágenes de películas en las que un error informático desencadenaba la hecatombe se agolpan en nuestra memoria. ¿Es o no verdad?

leer mas