¿Cuidamos nuestra salud mental?

Comentarios0

salud mental

Somos conscientes, porque muchas de vosotras nos lo habéis hecho saber a través de vuestros mensajes, que en ocasiones tener en casa a alguien con una enfermedad mental, es complicado. Asimilarlo al principio es complicado, pero una vez comprendida la situación a la que nos enfrentamos, es muy sencillo sentirnos bien y hacer sentir muy bien a las personas que padecen este tipo de trastornos. Son como nosotros, ni más ni menos, y como nosotros, necesitan atención, cariño, comprensión y ser tratados como lo que son, personas. Sin más.

Es por eso, que hoy os traemos unas organizaciones que seguro os interesará conocer. Se trata de la Confederación Feafes y la Fundación Astrazeneca que conocimos el año pasado  porque bajo el nombre “La salud mental también va contigo” organizó una serie de actividades para intentar erradicar de raíz los prejuicios, estigmas y desconocimientos que hay en torno a los trastornos mentales en la sociedad. Para ello, un nutrido número de entidades de Feafes y más de una decena de Comunidades Autónomas (entre las que se encuentra Madrid) repartieron  durante días postales con la imagen ganadora del concurso de Fotografía “Imágenes cotidianas de la Salud Mental. Sueños y Realidades”.  Centros de salud, culturales, bibliotecas, zonas de ocio, cines, teatros… se vieron inundados de estas postales y de mesas informativos, que también consiguieron otro objetivo: concienciar a la población de la importancia que tiene cuidar su salud mental.

leer mas

Más sobre los ejercicios Kegel

Comentarios1

En alguna ocasión hemos hecho referencia a la importancia de los ejercicios Kegel para fortalecer nuestro suelo pélvico y paliar los efectos de la incontinencia urinaria. Como ya sabemos, es muy frecuente que a causa de embarazos, partos, la deficiencia estrógenica, o incluso factores como la obesidad, debiliten los músculos de nuestro suelo pélvico. Este debilitamiento del suelo pélvico genera pérdidas involuntarias de orina que se incrementan con maniobras como la tos, la risa, los esfuerzos en general o los estornudos.

Para reducir estas pérdidas, es muy recomendable realizar unos ejercicios adecuados, pero, para ello, es imprescindible haber localizado bien los músculos del suelo pélvico sobre los que hay que actuar. La importancia de localizar bien estos músculos residen en que si realizamos estos ejercicios sobre otros músculos, como abdomen, nalgas, caderas… podemos obtener un efecto contrario al deseado porque estamos ejerciendo más presión sobre los músculos que controlan la vejiga.

leer mas

Criticando

Comentarios0

Nuestra existencia en cuanto a seres sociales viene determinada por el reflejo que de nosotras mismas creemos ver en los ojos de los demás. Así, no importa tanto si nos sentimos fuertes o hermosas, siempre que sea esa la percepción que despertamos en otra gente. Es tan importante esta percepción, que una mala opinión ajena puede hacernos dudar de nosotras mismas, por injusta que ésta sea.

Por eso mismo una crítica dirigida hacia nuestros más íntimos complejos puede desestabilizarnos y, por el contrario, un halago que nos permita reafirmarnos en nuestras seguridades puede proporcionarnos la fuerza necesaria para conquistar el mundo. Los reproches y ataques a nuestra autoestima son, por esto mismo, recibidos con desagrado, ya que nos recuerdan esta dependencia del juicio ajeno.

leer mas

Ejercicios Kegel

Comentarios0

Ya hemos repasado por qué es importante reforzar los músculos del suelo pélvico y cómo detectar esos músculos que deben ser estimulados y reforzados. El siguiente paso, en el que nos vamos a centrar hoy, es conocer los ejercicios concretos de Kegel que nos ayudarán a reducir las pérdidas involuntarias de orina.

En primer lugar debemos tener la vejiga vacía para comenzar a trabajar. Una vez así, contraeremos los músculos y contaremos hasta 10, para, posteriormente, relajarlos completamente y volver a contar hasta 10. Es conveniente realizar este ejercicio tres veces al día (mañana, tarde y noche) y diez veces cada vez que lo realicemos. No nos llevará más de cinco minutos. No es recomendable aumentar ni la frecuencia del ejercicio, ni tampoco el número de repeticiones, ya que esto, más que ayudarnos, lo que podría originar es una fatiga muscular poco recomendable.

leer mas

¿Por qué se debilita el suelo pélvico?

Comentarios0

Trabajar todos nuestros músculos es un objetivo constante en nuestra vida porque sabemos que es una forma más de vivirla con calidad. En ocasiones los trabajamos conscientemente por prevención y bienestar pero no prestar la suficiente atención a un grupo muscular puede conllevar su debilitamiento, el cual también puede ser provocado por otras causas, como es el caso del suelo pélvico.

El fortalecimiento del suelo pélvico se hace necesario por diferentes motivos, la prevención es uno de los más acuciantes y por ello comienzan a incorporarse ejercicios para trabajarlo en las sesiones rutinarias de clases en el gimnasio o en talleres indicados exclusivamente para este efecto. Pero si ya se padece incontinencia urinaria el fortalecimiento se hace igual de imprescindible ya que el suelo pélvico es el encargado de reaccionar ante situaciones de urgencia.

Los músculos del suelo pélvico se hacen así indispensables en diferentes actividades y funciones, desde la continencia a la vida y calidad sexual. Para cuidarlos y mantenerlos en forma existen ejercicios como la gimnasia hipopresiva o el método Kegel pero también hay otras causas externas que los debilitan. Entre ellas la obesidad, el estreñimiento, la tos crónica, el tabaquismo, o incluso la ropa ajustada que se unen a otras causas menos controlables como el parto o la menopausia.

leer mas

¿Problemas? ¡Kegel!

Comentarios0

Sucede a veces que durante las relaciones sexuales aparece el dolor. Pensamos entonces que el problema está en los tamaños, que el de nuestra pareja excede nuestra “capacidad” y que deberíamos tener la vagina más grande. Esto es un error: ni él es excesivo, chistes aparte, ni nosotras somos “defectuosas”; generalmente, y descartando patologías que
no vienen al caso, se trata de una mala estimulación sexual. Puede ser porque no haya habido suficiente juego previo, porque no estemos muy inspiradas, pero también sucede porque el Suelo Pélvico, ese conjunto muscular que mantiene los órganos pelvianos en su sitio y regula nuestra actividad urogenital, no está lo suficientemente fuerte o tonificado. Esto produce lo que se conoce como pared vaginal distendida, que, contradiciendo al chascarrillo popular, no se produce por “exceso” de actividad sexual, sino, por el contrario, por una dejación de la movilidad de esta musculatura.

leer mas

Cooperación entre compañeros de trabajo

Comentarios0

Pasamos ocho horas al día en nuestro puesto de trabajo, en ocasiones más ya sea por culpa de las horas extra o porque comemos o realizamos otras actividades en el espacio de trabajo y por ello el modo de sentirnos en él es fundamental para ser felices. El ambiente de trabajo puede marcarnos el resto de nuestra vida. Si salimos enfadadas o preocupadas por algún asunto de complicada resolución o porque no hay “buen rollo” entre compañeros podemos mantener estos malos sentimientos durante la tarde o el tiempo que compartamos con amigos, familia o con nosotras mismas.

Cuando este ambiente de trabajo no es positivo normalmente es fácil determinar la causa; compañeros que no comparten lo suficiente o jefes a los que es difícil ver una sonrisa. Ante estas situaciones podemos optar por apartarnos aún más del grupo o por poner todo lo posible de nuestra parte para mejorar ese clima laboral. Precisamente no llevarte los problemas del trabajo a casa hará más fácil separar nuestra vida y dar más de nosotras mismas en cada lugar. El primer paso en el trabajo puede ser ayudar a nuestros compañeros, sin caer en el abuso, consiguiendo a la larga un entorno comparativo en el que compartir será mucho más fácil y mejorará el rendimiento laboral.

leer mas

De tiempos y relojes

Comentarios0

El tiempo, placentero cuando pasa sin que tengamos la necesidad de mirar el reloj y cruel cuando hace que los buenos momentos pasen demasiado rápido siempre estaremos ligadas a él. De hecho solemos llevarlo encima. No, no sólo por las prisas (que también) sino en forma de reloj colgado en nuestra pulsera.

El reloj, un clásico complemento que acompaña de elegancia y personalidad nuestro look, es en realidad un infinito mundo de joyería y tendencias. Difícil de elegir si tratamos de regalarlo y fácil de que nos enamoremos de uno de ellos a primera vista el reloj es un imprescindible mucho más allá de su función primordial, dar la hora.

Casual, clásico, deportivo o de diseño la forma y el material del reloj crean su personalidad. La forma de la esfera, el color o el material de la correa (que puede ir del acero, al carey, la piel, la cerámica o la tela), el tamaño o el uso que vayamos a darle determinarán si realmente nos será útil o por el contrario será un mero capricho relegado al fondo de nuestra joyería. Un fondo en el que suelen encontrarse los relojes de plata u oro, también los de menor tamaño, que conservamos para ocasiones especiales ya que son excesivos para el día a día, en el que los estilos más deportivos o cómodos marcan el conjunto.

leer mas

No te olvides del suelo pélvico

Comentarios0

El Suelo Pélvico es el gran olvidado cuando pensamos en ponernos en forma. Ejercicios para las piernas, para la flaccidez de los brazos, para la barriguita… pero ¿y el Suelo Pélvico? Se trata de un grupo muscular situado en la zona pelviana, que regula las funciones urinaria y sexual y evita el desplazamiento de los órganos de la zona hacia el exterior del organismo. Así, es fácil entender su importancia y, sin embargo, es el eterno ausente cuando planeamos nuestra rutina de ejercicios de cara a la nueva temporada.

Un Suelo Pélvico fuerte y bien ejercitado ayuda no sólo en ocasión del embarazo y el parto, sino que previene la Incontinencia Urinaria asociada a su debilidad y mejora la calidad de las relaciones sexuales, en ambos sexos, previniendo disfunciones y otros problemas. A este respecto, en España tenemos aún mucho que aprender de países como Francia, donde de manera rutinaria se practica la fisioterapia especializada en Suelo Pélvico, de manera coordinada con especialistas en uroginecología y otros campos.

leer mas

Claves para calmar la incontinencia urinaria

Comentarios0

Los tratamientos para la incontinencia urinaria han de estar indicados siempre por un médico, pero existen ciertas actividades comunes que pueden hacer que nos sintamos mejor si padecemos incontinencia urinaria. Nunca hay que dejarse llevar por lo que creemos que nos vendrá bien, la consulta profesional es indispensable, pero hay otras vías para sentirnos mejor.

Una de las claves está a la hora de ingerir líquidos, se recomienda no hacerlo con ansiedad sino de forma relajada, en tragos cortos, y mediante un vaso, no desde la botella. La temperatura de la bebida también puede influir aconsejándose que no esté excesivamente fría. Respecto a la alimentación es muy importante para mejorar las molestias derivadas de la incontinencia urinaria evitar el estreñimiento por lo que debemos incluir en nuestros menús productos que contengan fibra.

leer mas