Ejercitarse con pole dance

Comentarios0

Bailar suele ser un placer, no solamente en las noches de fiesta o celebración sino también en clases programadas donde la motivación y el reto de aprender y mejorar en cada coreografía se trasforma en pura energía. Los beneficios físicos y mentales de la danza y del deporte son ampliamente conocidos y el resultado siempre conlleva sentirse mejor con una misma, para ello surgen nuevas propuestas dirigidas a conseguirlo.

Desterradas las ideas clásicas que conllevaba bailar alrededor de una barra, el pole dance ha resurgido con fuerza imponiéndose como una de las disciplinas de tendencia en gimnasios y escuelas de baile. Seguro que ya has oído a gente de tu alrededor que se ha lanzado a su práctica porque sus beneficios son múltiples. La primera imagen que se crea es la de que este ejercicio quema muchas calorías, y es cierto, pero además fortalece múltiples músculos como glúteos o abdomen y mejora la flexibilidad.

El pole dance se presenta en las escuelas como un ejercicio de fitness y el objetivo de las clases no es transformarse en acróbata sino ponerse a tono, sentirse más atractiva y también permite potenciar la memoria y la atención al seguir las coreografías. De hecho más allá de los bailes en barra de las películas y videoclips, ya han sido varias las celebrities estadounidenses que se han sumado a esta saludable moda. Uno de los casos más conocidos es el de la actriz Jennifer Love Hewitt que comenzó a practicarlo para preparar su papel en The Client List y ha terminado haciéndose adepta a este deporte.

No importa la experiencia previa, ni la edad, ni la condición física, lo imprescindible son las ganas de comenzar una nueva rutina para sentirse mejor. El baile en barra asegura diversión mientras se mejoran diversos aspectos como el sueño, la resistencia física o la salud sexual.

Imagen| Bigstockphoto