Menopausia e incontinencia urinaria

Comentarios0

La menopausia es el cese definitivo de la menstruación y viene precedida del climaterio, o momento de tránsito entre el período en el que una mujer posee capacidad reproductiva y el que no. Es un momento importante en la vida de toda mujer, no sólo por lo que representa de apertura de un nuevo episodio en nuestra existencia, sino porque implica una serie de cambios fisiológicos a los que habremos de prestar mucha atención.

Una de las dudas más comunes que las amigas de sabesloquequieres.com nos plantean es si la menopausia va unida a la aparición de la Incontinencia Urinaria. Pues bien, la respuesta es NO. Según nos dicen desde el Intituto Indas, “existe la creencia de que la incontinencia urinaria es algo “normal” en la mujer mayor, sobre todo desde que entra en la menopausia”, pero éste es un mito a romper.

La visión tradicional ha hecho que se contemple a la mujer tras la menopausia como a una anciana víctima de todo tipo de achaques. Teniendo en cuenta que la media de edad en la que se produce la última regla está en torno a los 52 años, es bastante obvio que este tipo de topicazos lo único que consiguen es perpetuar estereotipos absolutamente desfasados que reducen a la mujer a su papel de procreadora.

En cualquier edad, la aparición de síntomas de Incontinencia Urinaria es señal de una dolencia subyacente que ha de ser examinada, diagnosticada y, por supuesto, tratada. En ningún caso hay que pensar que “son cosas de la edad” y dejarlo correr ni, desde luego, asumir que por estar acercándonos a ese momento de nuestra existencia es algo a lo que nos vamos a enfrentar.

Ya hemos comentado en otras ocasiones cómo la molesta incontinencia urinaria puede provocar un empeoramiento en nuestra calidad de vida. Es necesario que la contemplemos como lo que es: un síntoma, no una consecuencia de la edad, por lo que, como contra otros síntomas molestos de enfermedad, siempre será mejor prevenir. Aunque estemos bien de salud, y sea cual sea nuestra edad, siempre será mejor si ejercitamos el Suelo Pélvico para reforzar su musculatura, si mantenemos una alimentación equilibrada y hacemos un poquito de ejercicio.

La menopausia no es ni más ni menos que un paso en nuestra vida, un momento de cambio profundo e íntimo que nos descubrirá nuevas facetas de nuestra propia personalidad, abriendo además nuevos caminos. Y, como queremos disfrutar de ello tanto o más que de todo lo anteriormente vivido, debemos cuidarnos siempre un poquito más. Porque nos queda muchísimo por experimentar.

Imagen| Bigstockphoto