Las chicas son guerreras

Comentarios0

Incluso a las que no nos gusta mucho el deporte, tenemos que reconocer que un acontecimiento como los Juegos Olímpicos merece un poco de atención, por eso le hemos echado un pequeño vistazo a lo que ocurrió en Londres durante esas tres semanas de deporte desenfrenado y, como mujeres, nos hemos llevado una tremenda alegría al ver que las cabeceras de los diarios deportivos y los comienzos de las secciones de deportes de los informativos televisivos y radiofónicos han sido para nosotras.

Sin duda ha sido una alegría conocer que no todo es fútbol en el mundo del deporte y, más aún, que las mujeres también practicamos deportes y lo hacemos bien. Más de la mitad de las medallas conseguidas por deportistas bajo la bandera del Comité Olímpico Español, fueron conseguidas por mujeres.

Quizá muchas de nosotras no hemos tenido la oportunidad ni los medios para hacer como estas chicas – por que la mayoría son muy jovencitas – y dedicarnos a la práctica del deporte de una manera profesional, pero hemos visto lo bueno que es el deporte para la mujer.

Antiguamente una mujer que hacía deporte parecía que estaba fuera de lugar. Eso era de mujeres raras de los países del Este de Europa poco femeninas y que tenían que renunciar prácticamente a ser mujer. Incluso las que triunfaban tenían ese halo de “juguete roto” que habían perdido su infancia para llegar arriba y que después estarían desubicadas en la sociedad que premia los éxitos deportivos de los hombres pero minimiza los de las mujeres.

Por suerte todo esto ha cambiado, aunque queda todavía mucho que hacer para lograr una total igualdad de trato. Hemos visto que estas chicas guerreras del deporte español no solo entrenan, sino que tienen su vida familiar y sentimental como cualquier otra; que se emocionan y nos emocionan; que tienen unos cuerpos atléticos, sanos y naturales; en definitiva, que son unas grandes mujeres y un ejemplo para las hoy niñas que pueden tener un modelo de referencia que imitar no masculino y del que sentirse orgullosas. ¡Enhorabuena chicas!

Imagen| Bigstockphoto